El Ente Regulador de los Servicios Públicos emitió la resolución 1738/23 a los efectos de dictar una medida cautelar y ordenar a Aguas del Norte se tomen medidas inmediatas para el cese de actividades clandestinas e ilegales que se registraron a la vera del Río Arenales donde productores ribereños captan aguas contaminadas con efluentes cloacales y son destinadas al riego de sembradíos.

En el marco de la Brigada de Control Ambiental del Río Arenales y en conjunto con personal de la Secretaría de Recursos Hídricos, se recorrió la zona de la Planta Depuradora Sur y se constató que trabajadores de fincas aledañas extraían agua con bombas y la desviaban para el riego de una plantación de verduras.

Ante esta situación, además, el Ente solicitó la intervención de la Secretaría de Recursos Hídricos y la de Medio Ambiente para la protección del recurso y remitió una copia de antecedentes a la Procuración General de la Provincia a fin de que la Unidad Fiscal de la Cuenca del Río Arias y Río Arenales, habilite las acciones judiciales pertinentes y el decomiso de las hortalizas.

También se puso en conocimiento de la grave situación a la Dirección General de Coordinación Epidemiológica, dependiente del Ministerio de Salud Pública, para que establezca el destino de los productos de los sembradíos comprometidos, se practiquen análisis y realice recomendaciones para garantizar la salud pública de los salteños.

 

Dos personas pertenecientes al ente mirando el rio y la bomba que extrae agua