El Ente Regulador de los Servicios Públicos emitió la resolución 574/24 a los efectos regularizar el proceso de saneamiento y tratamiento de los efluentes cloacales en los barrios privados cerrados de la provincia de Salta.

De acuerdo a la normativa vigente, el Ente tiene la competencia para intervenir en la actividad de saneamiento tanto las áreas servidas como las no servidas donde los operadores deben someterse a la misma y registrarse a los efectos ser debidamente controladas.
Luego de detectarse volcamientos que no cumplen con los parámetros químicos vigentes, el Organismo ordenó a los operadores de hecho del servicio de saneamiento de los barrios privados a registrar ante el Ente su infraestructura en un plazo de 60 (sesenta) días, que se trabaje el tratamiento de efluentes bajo los protocolos existentes y se hagan responsables legalmente de la actividad irregular que se registra, todo ello bajo apercibimiento de iniciar procesos sancionatorios.
En este sentido, se instó a los responsables legales de las urbanizaciones Praderas de San Lorenzo y Los Invernaderos presenten en los próximos 15 días ante el Ente los estudios que garanticen la no afectación del proceso de potabilización del agua del sistema Alto Molino por cuanto prestan irregularmente el servicio de desagües cloacales, sin concesión o sublicencia, y realizan descargas con sus plantas depuradoras sobre el cauce del Río Astilleros.
También, se estableció que los administradores de la urbanización Vía Aurelia, en el mismo plazo, presente los resultados de los análisis de efluentes cloacales de la planta depuradora que cumplen con los limites de vuelco en el Río Arenales.