Contemplaba que hasta un consumo de 600 kwh se pagaba una tarifa subsidiada para el grupo N3, asalariados. Ahora ese parámetro baja a 400 kwh y por arriba es tarifa plena.

El vocal del Ente Regulador de Servicios Públicos y Otras Concesiones, Augusto César Acuña, confirmó que durante el mes de junio se mantiene el subsidio a la energía por parte del Gobierno nacional para los usuarios categorizados como N2 (planes sociales) y N3 (asalariados) de acuerdo con la segmentación que realizó el Gobierno anterior. Sin embargo, Catamarca pierde el beneficio de la tarifa diferencial que se había conseguido por la gestión de los gobernadores del Norte Grande en la presidencia de Alberto Fernández y que establecía que el consumo de energía hasta 600 kwh era subsidiado por el alto consumo de energía en esta zona del país durante la época de verano. Ahora ese parámetro disminuyó a 400 Kwh, lo que significa que lo que se consuma por arriba de ese parámetro se paga como tarifa plena.

En principio, aclaró que no hubo quita de subsidios en mayo ni en junio y es probable que también se mantenga hasta julio. Continúa también la segmentación en N1 (altos ingresos), N2 (planes sociales) y N3 (asalariados).

La categoría N3, asalariados, pierde la tarifa diferenciada y ahora el subsidio es hasta un consumo de 400 kwh por mes. En Catamarca, el consumo de los usuarios residenciales (hogares) está entre 500 a 700 kw por mes.

«Ahora viene la temporada de invierno en la que no tenemos esa protección. Por cuenta, es 400 Kwh que están subsidiados. El tema es que la energía que está por encima de los 400 kwh es tres veces más cara, entonces, si uno se excede en el invierno con el consumo de energía, por la estufa, por ejemplo, entonces la boleta de luz vendrá más cara», anticipó.

La tarifa diferenciada fue una gestión de los gobernadores del Norte Grande que se puso en vigencia a finales de 2022 y se mantuvo durante el año pasado. Ahora, con el cambio de Gobierno y la quita de subsidios se pierde ese beneficio como también perdieron comerciantes e industriales.

La categoría N1, mayores ingresos, que no tienen ningún subsidio, paga la tarifa plena. Aquellos que no se inscriben en la segmentación también quedan comprendidos en la N1.

Cambios

Acuña anticipó que la aprobación de la Ley Bases también traerá cambios en la estrategia de subsidios del Gobierno nacional.

Según explicó, el subsidio será a partir de la suma del consumo de gas y energía por una única cuenta. Si supera el 10% de los ingresos familiares tendrá subsidio. «No lo puedo decir hoy porque no lo dicen ellos. No está reglamentado todavía, pero van a tener un subsidio que puede ser del 10, 20 o 30 por ciento del total. Van a seguir los subsidios, va a seguir la ayuda y eso es lo que está puesto en la Ley», expresó.

Hay que aclarar que sí están en vigencia los aumentos que el Gobierno realizó entre febrero y abril. Esos consumos se pagan con precios nuevos; lo que frenó fueron nuevas alzas, que se sentirían en las boletas de los usuarios entre julio y agosto.

Más facultades

Por otra parte, Acuña comentó que a partir del despacho de la Ley Bases los Entes Reguladores que fueron creados en los ’90 vuelven a tener más facultades en línea con la política del Gobierno nacional.

«Se crea un organismo de energía y gas en todo el país a partir de las estructuras del Ente Regulador y le dan más facultades a los entes reguladores que al Consejo General de la Energía», anticipó.

«Yo lo tomo como que será mayor trabajo porque vamos a tener mayor control en el tema del gas», comentó y señaló que hasta ahora el usuario no tenía protección en ese servicio.

FUENTE: El Ancasti